Cataratas del Iguazú, Misiónes, Argentina

Son ocho focos de incendios que preocupan a los vecinos y autoridades de la zona donde llegó ayer a las viviendas de un paraje alejado de la ciudad de San Vicente. Esos focos fueron controlados anteriormente por la propia lluvia de la semana pasada, aunque los incendios comenzaron y se calcula que son intencionales tras la quema de basura y otros elementos.

Coo consecuencia de la ola de calor en toda la región, se producen focos ígneos en distintos municipios.

En 25 de Mayo debieron ser evacuados, mientras que en El Soberbio y cerca de Jardín América se produjeron pérdidas materiales.

Por otro lado, el martes fue una jornada crítica en uno de los incendios en la provincia donde vecinos del Paraje Saltiño comentaron a El Independiente Iguazú que cerca de 25 de Mayo debieron ser evacuados a consecuencia de un incendio forestal de grandes dimensiones que se había iniciado en lunes. Allí trabajó el personal de la comisaría de 25 De Mayo, la comisaría de la Mujer de 25 de Mayo, los bomberos voluntarios de Santa Rita y 25 De Mayo.

Tres familias llegaron esta semana a Puerto Iguazú con la reserva del alojamiento a través del pago anticipado como seña y se dieron cuenta que fueron víctimas de una estafa.

Son seis adultos y cuatro niños oriundos de Buenos Aires que planificaron desde julio sus vacaciones en el destino Iguazú para disfrutar las cataratas, la ciudad y la región.

“Ya estamos en Iguazú para disfrutar 7 o 10 días y nos dimos cuenta que fuimos estafados con el alojamiento”, dijo Cristian a El Independiente Iguazú.

“Encontramos una casa de emergencia para quedarnos, pero debemos desalojarla para buscar otra cosa para los próximos días”, dijo ante la angustia del momento.

Hasta el martes no realizaron la denuncia policial porque están abocados a encontrar algún alojamiento para 10 personas en plena temporada alta de turismo y tratar de pasar unos días de descanso en una ciudad con más del 85 por ciento de ocupación. “Por lo pronto nos preocupa más poder instalarnos”, señaló.

Foto ilustrativa de Eduardo Viera. Turistas en el Hito de las Tres Fronteras. 

 

La madre del menor de 6 años que fue abusado sexualmente en el barrio 1° de Mayo de esta ciudad,  declaró este miércoles ante el Tribunal Penal 1 de Eldorado y manifestó que “ella cree que su madre (por la abuela del niño) sabía todo lo que estaba pasando a manos de su tío”, indicaron las fuentes. Fue en el marco del juicio oral que se le sigue a un joven de 21 años, por el abuso reiterado a su pequeño sobrino.

El debate, que contó con dos declaraciones en su segunda jornada, continuó este jueves con los alegatos de las partes, donde el imputado tenía la oportunidad de decir sus últimas palabras y se pasaría a un cuarto intermedio hasta el lunes o martes venidero, cuando se conocería la sentencia.

El segundo testimonio fue del padrastro de la víctima, a quien el niño se animó a contarle los vejámenes a los que era sometido.

De no haber sido por la confianza que le tenía el niño a la pareja de su madre, quizás el caso jamás hubiera salido a la luz. Es que el acusado y según surgió de la investigación policial-judicial lo tenía amenazado para que no dijera nada de lo que estaba sucediendo. Las fuentes indicaron que la abuela del menor no sería investigada ya que su hija solamente sospecha que estaba al tanto de los hechos.

Tal como se informó oportunamente, el primer hecho contra el niño se remonta al 23 de diciembre de 2019, a las 21.30 y en la vivienda donde la víctima quedaba al cuidado de sus abuelos maternos, ubicada en el barrio 1º de Mayo de Puerto Iguazú, según surgió de la instrucción.

El tío del pequeño, quien residía bajo el mismo techo, lo encerraba en su habitación, luego lo amenazaba con un destornillador para sacarle sus prendas de vestir y lo abusaba, según consta en el pedido de elevación que hizo el fiscal en su momento. Para que no se oyeran los gritos, el agresor le colocaba una media en la boca o lo maniataba con medias para inmovilizarlo, según la misma investigación. Hubo otros ataques (no se pudo precisar la cantidad pero al menos tres), cuyo modus operandi se reiteraba. El ahora imputado aguardaba a quedar solo en la casa, donde también residían sus padres y abuelos del niño, para someterlo sexualmente. La denuncia de la madre disparó la investigación del caso, que derivó en la prisión preventiva del acusado.

 

Evidencias

Durante la audiencia de ayer también se exhibieron evidencias halladas en la habitación del acusado, como ser profilácticos, gel y un tubo de plástico que se investiga para qué era utilizado.

El joven llegó a juicio imputado por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda (hechos reiterados), en concurso ideal con corrupción de menores agravado”, indicaron las fuentes. En la primera jornada del debate el acusado se abstuvo de declarar y dijo que lo hará más adelante. Se leyeron además diagnósticos psicológicos realizados durante la instrucción de la causa y se estableció que el menor sufrió daños psíquicos y físicos debido a los sometimientos que sufrió. Además, se observó la Cámara Gesell, donde se escuchó el testimonio de la víctima. El Tribunal está presidido por la jueza María Teresa Ramos, secundado por Eduardo Jourdan y Atilio León.

Fuente: Primera Edición

Este miércoles comenzó en el Tribunal Penal 1 de Eldorado el juicio oral a un joven de 21 años oriundo de Puerto Iguazú, que está acusado de abusar sexualmente de su sobrino de 6, en forma reiterada y tras agredirlo físicamente y maniatarlo. El debate se ventila a puertas cerradas, teniendo en cuenta que se trata de un caso contra la integridad sexual de un menor. Según surge de la instrucción de la causa, el primer hecho contra el niño se remonta al 23 de diciembre de 2019, a las 21.30 en la vivienda donde la víctima quedaba al cuidado de sus abuelos, ubicada en el barrio 1º de Mayo de Puerto Iguazú.

En esa ocasión el tío del pequeño, quien residía bajo el mismo techo, lo encerró en su habitación, luego y amenazándolo con un destornillador le quitó las prendas de vestir y lo abusó, según consta en el pedido de elevación que hizo el fiscal en su momento. Para que no se oyeran los gritos del menor, su agresor le colocó una media en la boca, según surgió de la investigación judicial. También se supo que el chico se resistió tenazmente a los vejámenes, recibiendo golpes y patadas por parte de su tío, como respuestas y para que siga inmovilizado e indefenso, indicaron las fuentes.

Tras perpetrar el hecho el individuo amenazaba con golpear a la víctima para que no contara lo sucedido a sus padres.

En otro de los episodios se reiteró el modus operandi. El imputado le dijo al menor que iban a ver dibujos animados a su habitación, tras lo cual lo abusó y lo intimidaba con agredirlo si decía lo que estaba ocurriendo, siempre conforme a lo establecido por la Justicia.

También figura en el expediente una ocasión en la que el sospechoso aprovechó cuando la madre de la víctima se retiró durante un rato para asistir a la Iglesia, donde lo maniató para someterlo nuevamente. La denuncia de la madre disparó la investigación del caso, que derivó en la prisión preventiva del acusado.

Testimonio de la psicóloga

El joven llegó a esta etapa procesal imputado por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda (hechos reiterados), en concurso ideal con corrupción de menores agravado”, indicaron las fuentes.

En la primera jornada del debate el acusado se abstuvo de declarar haciendo la salvedad de que lo hará más adelante. Si bien estaba citada la madre del individuo, ésta no brindó testimonio ya que no lo puede hacer debido a que es su hijo quien se encuentra en el banquillo. Sí lo hizo una psicóloga del Poder Judicial convocada por la defensa del imputado, para aclarar algunos puntos inherentes a la Cámara Gesell y donde declaró la víctima.

Durante la investigación judicial se pudo saber que “los ataques reiterativos y continuos contra la integridad sexual del menor fueron corrompiéndolo prematuramente, al punto de alterar así, bajo el uso de violencia psíquica, su natural desarrollo, libertad y capacidad sexual, ocasionando en él, conforme a las pericias psicológicas presentadas, una dificultad en su capacidad y desarrollo sexual”. El debate continuará este miércoles desde las 8.30.

Con información de Primera Edición

Este miércoles comenzó en el Tribunal Penal 1 de Eldorado el juicio oral a un joven de 21 años oriundo de Puerto Iguazú, que está acusado de abusar sexualmente de su sobrino de 6, en forma reiterada y tras agredirlo físicamente y maniatarlo. El debate se ventila a puertas cerradas, teniendo en cuenta que se trata de un caso contra la integridad sexual de un menor. Según surge de la instrucción de la causa, el primer hecho contra el niño se remonta al 23 de diciembre de 2019, a las 21.30 en la vivienda donde la víctima quedaba al cuidado de sus abuelos, ubicada en el barrio 1º de Mayo de Puerto Iguazú.

En esa ocasión el tío del pequeño, quien residía bajo el mismo techo, lo encerró en su habitación, luego y amenazándolo con un destornillador le quitó las prendas de vestir y lo abusó, según consta en el pedido de elevación que hizo el fiscal en su momento. Para que no se oyeran los gritos del menor, su agresor le colocó una media en la boca, según surgió de la investigación judicial. También se supo que el chico se resistió tenazmente a los vejámenes, recibiendo golpes y patadas por parte de su tío, como respuestas y para que siga inmovilizado e indefenso, indicaron las fuentes.

Tras perpetrar el hecho el individuo amenazaba con golpear a la víctima para que no contara lo sucedido a sus padres.

En otro de los episodios se reiteró el modus operandi. El imputado le dijo al menor que iban a ver dibujos animados a su habitación, tras lo cual lo abusó y lo intimidaba con agredirlo si decía lo que estaba ocurriendo, siempre conforme a lo establecido por la Justicia.

También figura en el expediente una ocasión en la que el sospechoso aprovechó cuando la madre de la víctima se retiró durante un rato para asistir a la Iglesia, donde lo maniató para someterlo nuevamente. La denuncia de la madre disparó la investigación del caso, que derivó en la prisión preventiva del acusado.

Testimonio de la psicóloga

El joven llegó a esta etapa procesal imputado por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda (hechos reiterados), en concurso ideal con corrupción de menores agravado”, indicaron las fuentes.

En la primera jornada del debate el acusado se abstuvo de declarar haciendo la salvedad de que lo hará más adelante. Si bien estaba citada la madre del individuo, ésta no brindó testimonio ya que no lo puede hacer debido a que es su hijo quien se encuentra en el banquillo. Sí lo hizo una psicóloga del Poder Judicial convocada por la defensa del imputado, para aclarar algunos puntos inherentes a la Cámara Gesell y donde declaró la víctima.

Durante la investigación judicial se pudo saber que “los ataques reiterativos y continuos contra la integridad sexual del menor fueron corrompiéndolo prematuramente, al punto de alterar así, bajo el uso de violencia psíquica, su natural desarrollo, libertad y capacidad sexual, ocasionando en él, conforme a las pericias psicológicas presentadas, una dificultad en su capacidad y desarrollo sexual”. El debate continuará este miércoles desde las 8.30.

Con información de Primera Edición