No llores por mí, Iguazú

En el Día de la Lealtad Peronista, Iguazú no tuvo actos ni recordatorios oficiales. El busto de Evita, emplazado en la plaza homónima del barrio Villa Alta, acompañó la impasible jornada, contemplando con su mirada perdida con un ojo amputado, la nariz quebrada y la sonrisa cariada. La opinión de algunos referentes del espacio que este 17 de octubre recordaron la histórica jornada vivida en el año 1945 en apoyo a su líder.

El busto de Evita en la plaza de Villa Alta: un ojo amputado, la nariz rota y la sonrisa cariada

 

Para el abogado Harry Foos, el tema de la representación partidaria no es para debatir, ya que fue el mismo Perón quien dejó muy en claro que el único heredero es el pueblo, y por lo tanto “la pregunta no es quien es el referente o quienes son los referentes a nivel nacional y municipal, porque cada peronista tiene el bastón de mariscal en la mochila”, y por eso cada uno tiene que militar y entre todos llevar a cabo los principios de independencia económica, justicia social y soberanía política. “Hoy, todos estos principios están en discusión por las imposiciones del FMI y las políticas perversas que está llevando adelante el gobierno nacional”, señaló.

Luego, Foos hizo un llamado a todos los “compañeros” que no votaron por un proyecto nacional y popular. A ellos les dijo que “los esperamos con los brazos abiertos a todos”. Para reforzar la idea, les recomendó que “vean la heladera, la factura de la luz, el tanque de nafta, el pasaje de colectivo”. “Éste es un proyecto político que no fracasó, solo que es para unos pocos y no tiene nada que ver con el peronismo”, dijo en alusión al gobierno de Mauricio Macri.

Con respecto a la diáspora que encuentra hoy a las distintas vertientes del movimiento divididas, Harry Foos dijo que “Ya ha pasado varias veces, porque los peronistas somos como perros de chacra: nos mordemos entre todos pero cuando cascotean la tranquera salimos todos juntos a ver quién es…”. Sin embargo, aclaró que “juntarse no quiere decir estar todos mezclados: hay que distinguir quienes son los colaboracionistas de este gobierno, porque hay compañeros que se dicen peronistas y no adhieren a un proyecto como el que creó el general Perón, que fue un modelo que creó la clase media y la movilidad social ascendente, conquistas sociales como el aguinaldo, las vacaciones pagas, el estatuto del peón rural, las facultades públicas, y un montón de otras conquistas que se han logrado gracias al peronismo”, añadió.

Al hacer un mea culpa por muchos peronistas que se sintieron desencantos con el partido, Harry Foos opinó que “No supimos contener a los compañeros, y los medios de comunicación hegemónicos, con ideólogos como Durán Barba, hicieron su trabajo y el pueblo votó equivocadamente, engañados”. Luego resaltó que a pesar de ello, “somos todos argentinos y tenemos sentimientos, y está por el suelo el tema de la distribución, que hoy lo maneja el FMI, y por eso no tenemos justicia social”.

Por su parte, Hugo Di Giovani, que fue el último Secretario del Consejo Político Municipal del PJ, opinó que “peronistas hay por todos lados, sobre todo en la línea de la Renovación, donde el mismo intendente Claudio Filippa es de extracción peronista”. Recordó que “a nivel provincial muchos compañeros estamos con la Renovación y eso es el peronismo”.

Di Giovani expresó que “si para el año que viene se juntan todas las líneas nacionales, el PJ va a ser gobierno nuevamente”. En ese sentido, opinó que “lo ideal sería que el dirigente saliera de una lista de consenso, con todos los referentes del país, bajo el paraguas de la diversidad”. “Si se hace un frente, no tengo duda que el PJ va a ser gobierno”, afirmó.

En tanto, el secretario general del Sindicato Gastronómico, Héctor Lugo, contó que es peronista de cuna, a pesar de no haber vivido la época de Perón y Evita. “Como siempre me enseñaron que Perón y Evita estuvieron del lado de los más humildes, por eso soy peronista”, señaló.

“Con respecto a los referentes del peronismo, creo que ya no existen, se quedaron con el escudo la marchita y hay mucha conveniencia para un determinado sector, inclusive muchos se quedaron para joderle a la gente”, dijo Lugo, agregando que “muchos dirigentes ya no piensan en el semejante, piensan solo en lo que les conviene y utilizan el escudo y los símbolos del peronismo solo para beneficio propio”.

0 opiniones en “No llores por mí, Iguazú”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.