Cornelio “El Retobado” cuenta la leyenda del Karaí Octubre

Cuenta la leyenda, que es la que introducen los jesuitas entre los indígenas, que octubre, noviembre y diciembre son épocas de pocas cosechas, y entonces, ellos, en las reducciones, lo que hicieron fue crear algo como para que el nativo pueda ahorrar en cereales, granos y guardarlos en sus casas para que en esa época, en que no hay buenas cosechas, pudieran tener alimento para ingerir.

El indígena estaba acostumbrado a comer, comer y comer hasta terminar todo y, entonces, los jesuitas crearon esta leyenda del Karaí Octubre, que es un ser que se acerca a las casas y mira por las ventanas y si no ve que hay una olla con porotos y con locro blanco, es como si fuera que echa una maldición de miseria para los meses venideros.

Esa es la razón por la que los jesuitas crearon esta leyenda, para que los nativos guardaran los granos suficientes para tener en los meses que no hay buena cosecha. De allí viene esta costumbre que se afianzó en toda la región del nordeste argentino y Paraguay.

Hay que tener cuidado porque el Karaí Octubre tiene que encontrar que hay una olla con locro y porotos y un guiso encaldado, que se prepara todos los primero de octubre, porque si no, es como que te echa una maldición y eso ya se queda ahí; en esa casa se queda la miseria.

0 opiniones en “Cornelio “El Retobado” cuenta la leyenda del Karaí Octubre”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.