Cataratas del Iguazú, Misiónes, Argentina

“Lo tenemos que hablar con Sergio”

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

“Lo tenemos que ver con Sergio, lo tenemos que hablar con Sergio”, respondió lacónico Alberto Fernández ante una pregunta de Economis sobre la implementación de la Zona Aduanera Especial. Sergio no es otro que Massa, el ministro de Economía en quien Misiones deposita la confianza en que avance el plan diseñado para mejorar la competitividad externa e interna de la economía misionera y que se habilite un dólar diferencial para el sector exportador misionero. Massa vendrían en los próximos días a definir la implementación de la Zona Aduanera y otras herramientas pedidas por Misiones, como un dólar diferenciado para apuntalar exportaciones de madera, yerba, tabaco y té.

 

 

“La verdad es que estoy en otro tema ahora”, se desentendió el Presidente. Así pasó, austero en definiciones, la visita del Presidente a Misiones. La austeridad dominó la escena. No hubo recepción de los propios y hubo una escasa concurrencia de los funcionarios locales, con notables ausencias, como el propio Hugo Passalacqua y Carlos Rovira.

El jefe de Estado estaba con “la cabeza en otra cosa”, ensimismado por estas horas con el juicio político a la Corte Suprema, embestida que cuenta con el respaldo de una decena de gobernadores y a la que intentó sumar infructuosamente al gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad.

No es que Misiones no comparta los fundamentos del juicio político a los cortesanos, cabezas de un poder que todos los días expone, particularmente en CABA, una connivencia vergonzante con la política porteña, la misma que desprecia a las provincias y sus reclamos.

Misiones tiene una disputa particular contra esa concentración de poder y litigios con la misma Corte que siempre favoreció la mirada unitaria. Pero esta batalla pergeñada por el Presidente con el guión ofrecido en bandeja, no tiene otro fin que favorecer ese eje. Y es, además, una batalla perdida de antemano. Servirá únicamente entonces para fortalecer las posiciones de trinchera del Gobierno y de la alianza opositora Cambiemos. Los intereses de las provincias -no solo de Misiones- no serán modificados ni favorecidos.

 

 

Misiones desde hace años reclama un aumento de la coparticipación que la ponga en igualdad con las demás provincias de la región, a las que ha superado en cantidad de población y particularmente en resultados económicos. Eso nunca sucedió.

Pasaron varios Gobiernos y nunca hubo un interés reparador de los desatinos del radicalismo primero y del peronismo después, cuando cedieron puntos de coparticipación de Misiones por la simple obediencia debida. Y tal como está la composición del Congreso, es una quimera pensar que pueda haber un concilio en el corto plazo. Para aumentarle a Capital Federal, en cambio, bastó un decreto de Mauricio Macri, que ahora fue refrendado por la Corte, al ordenar a la Nación darle a Larreta la friolera de 200 mil millones de pesos extra.

Pero el fallo quedó manchado cuando salió a la luz que los cortesanos le marcaban el camino a los funcionarios porteños para conseguir un fallo favorable que ratifique la generosidad por decreto de Macri. Un nivel de connivencia que abruma mucho más que el silencio impune de los implicados.

Si se arreglan así los fallos de alto nivel político, ¿qué justicia queda para el resto de la sociedad? No es la única relación promiscua. La jueza María Eugenia Capuchetti, que está al frente de la causa en la que se investiga el intento de asesinato contra la Vicepresidenta, que además lleva la causa por la deuda contraída por el gobierno de Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional y debería investigar la Mesa Judicial, en la que se analizan, entre otras cosas, las maniobras desplegadas por Cambiemos para lograr la renuncia de la exProcuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó, es, al mismo tiempo, funcionaria contratada por la municipalidad porteña, bajo las órdenes de Horacio Rodríguez Larreta, candidato a presidente de Cambiemos.Todo queda en el lodo de Comodoro Py. No es una pulseada que movilice a Misiones. De ahí la reticencia a pelear peleas ajenas.

Por eso mismo, Misiones es una de las once provincias que definirá su futuro en elecciones en fecha distinta a la Nación. El Frente Renovador ya definió que sus candidatos serán los diputados provinciales Hugo Passalacqua y Lucas Romero Spinelli, en una fórmula que amalgama experiencia y juventud y que sintetiza las raíces del oficialismo que nació en 2003. Hay algunos datos que dan cuenta del resultado de las políticas: la economía misionera es la segunda que más creció tras la pandemia, pero está en el top five desde 2016, cuando creció 3,4 por ciento anual, solo detrás de Tucumán -hasta entonces líder del Norte Grande- y Neuquén, asentada sobre el suelo petrolero. 

Pero Misiones fue la provincia del Norte Grande que tuvo la mayor expansión de  su economía entre 2019 y 2021, con un fenomenal crecimiento de la industria, del 12,7% desde 2019, por encima del comercio que creció 13,6% entre 2019 y 2021

En el NEA, Misiones creció 6,8%, triplicando a Formosa, con 2,4% y una economía mucho más pequeña. En contraste, las economías de Corrientes y Chaco cayeron 0,6 y 0,4%.

Misiones sigue generando empleo: tiene 108,9 mil empleos privados y en octubre se crearon 610 nuevos puestos de trabajo.

En los últimos cinco meses, la tasa de crecimiento del empleo es la más alta de la región, mientras que en el último año, se crearon 6.658 puestos de trabajo privados, a un ritmo que no encuentra parangón en la región. Contra la prepandemia, Misiones tiene 11.200 empleos más y registra 7.767 empleos más que en 2019. 

Misiones es la principal empleadora de la región y los 108,9 mil empleos le sacan varios cuerpos de ventaja a Corrientes, la más cercana, con 78,8 mil.

Como dato del buen momento de la economía misionera, en octubre concentró el 50 por ciento de los empleos creados en el NEA. Eso es lo que se quiere consolidar con la Zona Aduanera Especial y con medidas como el dólar diferencial, que compensen costos de operación por la distancia y también asimetrías internas como el combustible más caro del país. Los argumentos para reclamar a la Nación son sólidos: si con condiciones adversas, la economía de Misiones se distingue en la región, en condiciones de paridad, podría dar un salto mucho mayor. He ahí la bandera principal de la Renovación.

En la oposición, en cambio, no hay certezas ni una propuesta cabal para Misiones. Todo depende de lo que se decida en Buenos Aires, tanto en Cambiemos como en el Frente de Todos.

Los protagonistas locales están sumidos en una guerra despiadada entre halcones y palomas de Cambiemos, mientras que en el Frente de Todos esperan que se disipe la bruma de la interna entre el debilitado albertismo y el kirchnerismo duro, en un oficialismo cuyas chances de supervivencia tienen mucho que ver con el resultado de la gestión de Sergio Massa.

Esta semana se conocieron varias encuestas realizadas en Misiones. Todas dan como ganador a Hugo Passalacqua y arriba a la Renovación. En la oposición el mejor perfilado es el radical Martín Arjol, aunque su candidatura depende de lo que hagan los socios del PRO, que no están dispuestos a resignar el primer lugar.

Todas las encuestas confluyen en un dato: una percepción negativa de la gestión de Alberto Fernández y de la alianza Cambiemos en general. En Misiones, Javier Milei está por encima de los candidatos amarillos.

Según Carlos Fara, el 85,4% por ciento de sus encuestados tiene una valoración positiva de Herrera Ahuad y 70,1% positiva de Hugo Passalacqua. En Posadas, la imagen positiva de Lalo Stelatto, quien buscará su reelección, es del 86,3%. Detrás aparece Arjol, con 39,9 por ciento de valoración positiva, por encima de sus aliados en Cambiemos, Pedro Puerta con 16,9 y Martín Goerling con 3,9.

La consultora Isonomía preguntó ¿Quién cree usted que es el responsable de que la provincia esté como usted dice que está? El 36 por ciento respondió que es el Frente Renovador. El 83 por ciento calificó como positiva la gestión de Herrera Ahuad. El 46 por ciento optó por la opción continuidad. Según esta consultora, el más votado el 7 de mayo sería Hugo Passalacqua, seguido por “un candidato que apoye Milei” y recién en cuarto lugar, uno de Cambiemos, detrás de otra opción renovadora. En Misiones Milei y podría ser el más votado en las presidenciales.

La encuesta de Solmoirago, realizada en diciembre, marca una imagen positiva de 66,6 por ciento para Passalacqua. Le saca 15,1 puntos de ventaja al radical Arjol. En la misma línea, el 42,8 prefiere la fórmula Passalacqua-Spinelli sobre la alquimia Arjol-Pedro Puerta.

La consultora Zuban & Córdoba revela que el 76,3 por ciento de los encuestados aprueba la gestión del Gobierno provincial y el 60% cree que la gestión va en la dirección correcta. Según esta consultora, Passalacqua tiene un 63 por ciento de voto seguro.

Fuente: Economis 

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.