Cataratas del Iguazú, Misiónes, Argentina

Alberto Galarza: “No creo que sea de rápida implementación”, dijo el funcionario provincial en la posibilidad de sumar horas en las escuelas de Misiones

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Anticipó que en Misiones se analiza la posibilidad de pasar las escuelas con jornada extendida (siete horas) a jornada completa (ocho horas). Galarza adelantó además que la implementación de la jornada de cinco horas será gradual, por grupos de escuelas primarias, no en todos los establecimientos de una sola vez.

Señaló además que también falta definir si se adelantará una hora el inicio de clases o se postergará el horario de salida, aunque esta cuestión será establecida en cada escuela en función de las necesidades de la comunidad escolar. “Tendrá un impacto en la organización escolar y familiar. También requiere un debate con los gremios, luego que armemos la propuesta y se la presentemos al gobernador Oscar Herrera Ahuad”, explicó.

Galarza además recordó que hace ya muchos años que el Gobierno nacional busca aumentar el tiempo del alumno en la escuela e incluso en la Ley Nacional de Educación se establecieron plazos para que las primarias del país implementaran la jornada extendida. Un objetivo claramente incumplido. “Este miércoles, el Consejo Federal de Educación (CFE) aprobó por Resolución 426/22 sumar una hora más diaria en primaria y el compromiso de la Nación de financiar por cinco años el 80% del costo adicional que implicará en salarios docentes, lo cual es una decisión financiera fuerte pero de todos modos el 20% restante implica un incremento en el costo de la provincia que, dentro de cinco años, absorberá el 100%”, indicó.

El presidente del CGE confirmó que sumar horas de clases para reforzar contenidos de lengua y matemática es una de las estrategias que se llevará adelante para tratar de revertir los resultados obtenidos en 2021 por los alumnos misioneros de sexto grado en la prueba Aprender.

“Estos resultados nos ubican en un lugar muy complejo, tuvimos una variación negativa respecto al 2018, que en matemática fue del 8,1 y en lengua del 25,1%, donde las principales dificultades fueron la comprensión lectora y la escritura, y esto es fruto de estos dos últimos años donde los alumnos que pudieron leer lo hicieron en soportes digitales. Ahora estamos ante las consecuencias, con una involución general en todo el país y en nuestra provincia”, analizó.

No sólo se trata de sumar horas sino de tratar de impulsar un nuevo modelo pedagógico, “en la dimensión docente-alumno hay que invertir el proceso, estamos muy ligados al proceso de enseñanza y nos olvidamos del que aprende.Tenemos que reforzar los cambios metodológicos que empezamos hace seis años para romper el modelo tradicional. Hay que romper el modelo tradicional, en el que docente se centra en la enseñanza, no es fácil pero tenemos que acompañar al docente a transformar el modelo pedagógico para centrarlo en el estudiante y su aprendizaje”, remarcó.

Galarza destacó la necesidad de impulsar la participación activa del alumno, “hoy, el protagonismo está centrado en el docente”.

Fuente: Primera Edición.

Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.