Cataratas del Iguazú, Misiónes, Argentina

Malvinas, 40 años: Se recordó el hundimiento ARA General Belgrano

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

El 2 de mayo se conmemora 40 años del hundimiento ARA General Belgrano, considerada la mayor tragedia de la historia naval argentina; se trató del ataque en el que más argentinos murieron, con total unas 323 personas de más de mil que viajaban allí. Al respecto el historiador Pablo Camogli, recordó esta parte de la historia y sostuvo que “lo que dimensiona el significado de aquel ataque es que además se realizó afuera del área de exclusión marítima decretado por los propios ingleses”.

El hecho se produjo cuando el crucero estaba alejándose de la zona del conflicto y un torpedo del submarino británico Conqueror impactó en la sala de máquinas del Belgrano. Luego, 20 minutos después, el comandante de la nave dio la orden de abandonar directamente el buque para intentar salvar la mayor cantidad de vidas posibles.

Por otro lado, los ingleses querían liquidar la capacidad ofensiva de la Armada Argentina y el Crucero General Belgrano era el principal barco que tenía la Armada junto al portaviones 9 de Julio.

En la zona de exclusión, cualquier nave podía ser atacada. Por su parte, el Belgrano estaba fuera de esa zona, regresando a puerto. Camogli explicó que en ese momento, la Armada había intentado un ataque el 1 de mayo con dos grupos de tareas; uno por el norte de las Islas donde estaba el portaviones con la idea de despegar aviones que tenía la marina de guerra argentina. Además, para poder atacar alguno de los portaviones de los ingleses.

El otro grupo de tareas atacaría por el sur, donde el crucero General Belgrano realizaba una tarea de distracción. Sin embargo, no se pudo realizar porque las condiciones climáticas no fueron las ideales y no pudieron despegar los aviones y se da la orden de regresar para evitar algún ataque. “En esa retirada, el Crucero ya había sido detectado por el submarino inglés que fue seguido durante su retirada. En ese momento llegó la orden del Comando Central Inglés, directamente de Margaret Thatcher para sacar de combate el principal barco que tenía la Argentina”, contó Camogli.

En esa misma línea relató que “fue un ataque impresionante por la rapidez con que el barco se hundió, recibió los dos disparos a las 16, y a las 17 ya se había hundido porque se partió toda la proba, lo cual generó el ingreso de mucha agua. Después se continuó con la búsqueda de las sobrevivientes, fue una búsqueda muy difícil por las condiciones del mar, con mucho oleaje”.

El Crucero General Belgrano no estaba solo cuando fue atacado sino que estaba acompañado por dos barcos destructores, el ARA Bouchard y el ARA Piedrabuena. Además de barcos logísticos de combustible. “Cuando se produjo el ataque se ordenó la dispersión, que es un protocolo ante ataques de este estilo”, dijo Camogli.

También el ARA Bouchard fue atacado por un torpedo que no llegó a impactar, pero el protocolo indicó la dispersión y pasado un tiempo recién pueden iniciar las tareas de búsqueda que se realizaron en colaboración con otros aviones, la fuerza aérea y otros barcos que estaban navegando en la zona.

En este sentido, rápidamente se tomó dimensión de lo ocurrido. Por lo tanto, la Armada Argentina, a partir del 2 de mayo, quedó fuera de combate y no realizó ninguna operación de importancia en términos ofensivos.

El barco General Belgrano fue construido en Estados Unidos y participó en distintas operaciones de guerra. El Gobierno argentino compró el barco y lo transformó en el barco insignia de la Armada Argentina porque era el más grande que tenía.

En un principio se llamó Barco 17 de Octubre porque lo compro el gobierno de Juan Domingo Perón pero, en el golpe de estado de 1955 se cambió el nombre por el de Crucero General Manuel Belgrano.

“En 1982, era un barco bastante viejo perteneciente a un estilo de guerra antiguo que no tenía las condiciones defensivas para afrontar un combate con un submarino nuclear moderno como era el Conqueror, que lo detectó y tuvo en su mira prácticamente 48 horas sin que el Belgrano, ni ninguno de los otros barcos, se dieran cuenta de que estaban siendo observados y seguidos muy de cerca por un submarino enemigo”, explicó.

También señaló que “la mayoría de los evacuados logró sobrevivir a esas largas horas navegando en esas balsas muy precarias en la inmensidad del Atlántico Sur en una jornada de tormenta y de gran oleaje, fueron horas dramáticas las que vivieron los marinos” concluyó Camogli.

Fuente: MisionesOnLine.

https://www.telam.com.ar/notas/202205/591206-veteranos-crucero-general-belgrano-navegan-sitio-hundimiento.html

 

 

Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.