Cataratas del Iguazú, Misiónes, Argentina

Las medidas del gobierno para tratar de combatir la inflación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este lunes por la tarde el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, anunció una serie de medidas económicas que establecerá en los próximos días el Gobierno nacional para combatir la inflación en el país. En tanto estos martes representantes del Gobierno nacional se reunirán mano a mano con empresas alimenticias para comenzar a fijar estas nuevas medidas.
El Gobierno anunció que fijará precios de referencia para tres productos de la canasta básica: pan, fideos y harina, a valores de febrero. Además, le pedirán a la industria y a los supermercados retrotraer precios de algunos productos, que solo en dos semanas tuvieron subas de más 20%. Este martes comenzarán reuniones “empresa por empresa”.
Por otro lado, esta semana se anunciarán medidas para llegar con una canasta de alrededor de 60 productos a comercios de cercanía y trabajan en una empresa nacional para comercializar frutas y verduras. Por el momento, se descarta la reducción de impuestos y analizan los precios de los insumos difundidos.
Las medidas fueron anunciadas por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien aseguró que descartó que se pueda bajar la inflación respecto a las proyecciones oficiales para 2022 (38-48%) con estos precios internacionales.
“El objetivo central con este paquete de medidas es resolver la incertidumbre, frenar la inercia y compensar suba de costos, para en el corto plazo estabilizar la inflación que se aceleró, y disipado el escenario internacional, retomar la senda a la baja”.

Las medidas confirmadas
Desde el Ministerio de Desarrollo Productivo, Kulfas anunció en conferencia de prensa que se fijarán precios de referencia para el pan, los fideos y la harina a los valores de febrero. Por estas horas, los está definiendo la secretaria de Comercio Interior, a cargo de Roberto Feletti, y serán transmitidos a panadería y a la industria.
El acuerdo con los panaderos de vender el kilo entre $180 y $220 de mediados de febrero fue dejado de lado por los comerciantes, que por estos días en el AMBA lo comercian entre $240 y $320, según comentaron en el sector.
Para que la industria y el comercio cumplan los precios de referencia, el Gobierno subsidiará la harina. La tonelada se vendía en febrero a $24 mil, y por estas horas se comercia en $35 mil, debido al aumento internacional del precio del trigo, producto de la guerra en Ucrania, que llevó a este commodity a cotizar de u$s 300 a más de u$s 400.
“Si no tomábamos ninguna medida, ese trigo más caro significaba de inmediato pan, harina y fideos más caros, un traslado masivo de los precios a la mesa de los argentinos,”, dijo Kulfas.
Este subsidio que cobrará la industria molinera, nucleada por Diego Cifarelli, será fondeado por el aumento de 2 puntos de retenciones en los derivados de la soja (aceite y harina). Según fuentes del Ministerio de Agricultura, estiman que los exportadores aportarán u$s 350 millones, para subsidiar alrededor de 3,5 millones de toneladas de trigo.
La cartera que conduce Julián Domínguez pidió que se subsidie con el aporte extra que habrá de retenciones por la suba internacional del trigo, el maíz y la soja, pero desde el Ministerio de Economía les indicaron que necesitan ese excedente para las importaciones de energía.
De todos modos, Kulfas adelantó que los precios de la harina no quedarán congelados, tal como quería inicialmente Feletti para todo el año. “Los precios se retrotraen a febrero y después siguen una secuencia lógica con la inflación general, pero no habrá saltos”.
La otra medida confirmada será la puesta en marcha desde esta semana en una línea de créditos a la industria molinera por $8000 millones a tasa subsidiada, para que los molinos puedan acelerar la compra de trigo para producir harina.

Lo que viene
El próximo anuncio será presentado por Feletti y al parecer se trataría del Programa Super Cerca, un plan que había diseñado la exsecretaria de Comercio, Paula Español, con una canasta de alimentos con precios fijados en el mismo packaging para que llegue a comercios de cercanía, donde no llega Precios Cuidados.
Serán alrededor de 60 productos y cambiará el nombre que tenía el año pasado. Buscarán anunciarlo este miércoles, dado que el jueves 24 de marzo, día de la memoria, no quieren realizar este tipo de anuncios.
Por otro lado, este martes continuarán las negociaciones entre el Gobierno y los empresarios, aunque esta vez, serán mano a mano con cada empresa. El lunes el encuentro entre Kulfas, Feletti, los productores de Copal y las supermercadistas de ASU fue “tensa”, describió Kulfas, debido a que cada uno marcaba que “el remarcador era el otro”.
El Ministerio buscará retrotraer precios al 8 de marzo, dado que desde esa fecha verificaron aumentos de entre 5% y por encima del 20% en menos de dos semanas, sobre todo en los vinculados al trigo y el maíz. “Se va a analizar caso por caso”, dijo Kulfas, aunque por el momento descartó implementar precios máximos. “Si fuera necesario, lo volveremos a hacer”, afirmó, luego de mencionar los “balances positivos” de algunas alimenticias.
Según Ámbito, las mayores subas se dieron en panificados, pastas y cereales, pero también hubo productos con fuertes subas sin aumentos de commodities, desde vino, leche, azúcar, gaseosas y hasta golosinas. En un listado de precios que difundió la cámara de almaceneros, Arcor envió hoy un nuevo listado con aumentos de hasta 18%, desde harinas hasta helados y chocolate.
Por otro lado, Kulfas indicó que “no está descartada” la empresa nacional de alimentos. Será una compañía que ya pertenece al Mercado Central, que buscarán fondear con $600 millones, para que funcione como un fondo de estabilización. “Tenemos gran preocupación con los precios frescos”, indicó el ministro, en relación a los saltos exponenciales que hubo en verduras.

Fuente: Ámbito. Foto de tapa Eduardo Viera, periodista. 

Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.