Cataratas del Iguazú, Misiónes, Argentina

La madre del niño abusado en el barrio 1° de Mayo sospecha que la abuela sabía todo lo que pasaba

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

La madre del menor de 6 años que fue abusado sexualmente en el barrio 1° de Mayo de esta ciudad,  declaró este miércoles ante el Tribunal Penal 1 de Eldorado y manifestó que “ella cree que su madre (por la abuela del niño) sabía todo lo que estaba pasando a manos de su tío”, indicaron las fuentes. Fue en el marco del juicio oral que se le sigue a un joven de 21 años, por el abuso reiterado a su pequeño sobrino.

El debate, que contó con dos declaraciones en su segunda jornada, continuó este jueves con los alegatos de las partes, donde el imputado tenía la oportunidad de decir sus últimas palabras y se pasaría a un cuarto intermedio hasta el lunes o martes venidero, cuando se conocería la sentencia.

El segundo testimonio fue del padrastro de la víctima, a quien el niño se animó a contarle los vejámenes a los que era sometido.

De no haber sido por la confianza que le tenía el niño a la pareja de su madre, quizás el caso jamás hubiera salido a la luz. Es que el acusado y según surgió de la investigación policial-judicial lo tenía amenazado para que no dijera nada de lo que estaba sucediendo. Las fuentes indicaron que la abuela del menor no sería investigada ya que su hija solamente sospecha que estaba al tanto de los hechos.

Tal como se informó oportunamente, el primer hecho contra el niño se remonta al 23 de diciembre de 2019, a las 21.30 y en la vivienda donde la víctima quedaba al cuidado de sus abuelos maternos, ubicada en el barrio 1º de Mayo de Puerto Iguazú, según surgió de la instrucción.

El tío del pequeño, quien residía bajo el mismo techo, lo encerraba en su habitación, luego lo amenazaba con un destornillador para sacarle sus prendas de vestir y lo abusaba, según consta en el pedido de elevación que hizo el fiscal en su momento. Para que no se oyeran los gritos, el agresor le colocaba una media en la boca o lo maniataba con medias para inmovilizarlo, según la misma investigación. Hubo otros ataques (no se pudo precisar la cantidad pero al menos tres), cuyo modus operandi se reiteraba. El ahora imputado aguardaba a quedar solo en la casa, donde también residían sus padres y abuelos del niño, para someterlo sexualmente. La denuncia de la madre disparó la investigación del caso, que derivó en la prisión preventiva del acusado.

 

Evidencias

Durante la audiencia de ayer también se exhibieron evidencias halladas en la habitación del acusado, como ser profilácticos, gel y un tubo de plástico que se investiga para qué era utilizado.

El joven llegó a juicio imputado por los delitos de “abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda (hechos reiterados), en concurso ideal con corrupción de menores agravado”, indicaron las fuentes. En la primera jornada del debate el acusado se abstuvo de declarar y dijo que lo hará más adelante. Se leyeron además diagnósticos psicológicos realizados durante la instrucción de la causa y se estableció que el menor sufrió daños psíquicos y físicos debido a los sometimientos que sufrió. Además, se observó la Cámara Gesell, donde se escuchó el testimonio de la víctima. El Tribunal está presidido por la jueza María Teresa Ramos, secundado por Eduardo Jourdan y Atilio León.

Fuente: Primera Edición

Comentarios

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.