El obispo Martorell encabezó la consagración del altar de una parroquia en Pozo Azul

Con la presencia del obispo Marcelo Martorell, autoridades provinciales y locales se realizó el sábado por la tarde la consagración del altar de la parroquia de Pozo Azul, que estuvo a cargo del obispo de la diócesis de Iguazú. Se trata de una de las últimas actividades que encabezará el obispo, ya que está próximo a jubilarse.

El gobernador de la provincia, Oscar Herrera Ahuad, acompañó al obispo de la Diócesis de Iguazú y a los vecinos del municipio en la consagración del altar de la nueva iglesia parroquial San Ramón Nonato. Se trata de una obra que refleja el esfuerzo mancomunado entre el Gobierno provincial que realizó la obra civil, el municipio que contribuyó con la mano de obra y el aporte comunitario de los feligreses.

Durante la inauguración, Herrera Ahuad destacó que en tiempos difíciles surjan estos nuevos espacios de contención comunitaria.  “Estos lugares son muy importantes porque son lugares que nos permiten estar en comunidad. Esto no es sólo una obra física sino un lugar de encuentro, hoy los vecinos de Pozo Azul suman un nuevo lugar para su vida en comunidad. Allí el Estado debe estar presente siempre,  porque son inversiones que unen a nuestro pueblo, por eso son tan importantes”.

 

 

 

 

 

 

La obra civil surge mediante la iniciativa de los  habitantes de Pozo Azul. Ellos habían solicitado en el 2017 la construcción del templo de la iglesia fundacional de Pozo Azul, municipio número 76 creado ese mismo año.  A partir de allí se puso en marcha el estudio de pre factibilidad que concluyeron con la construcción de 395 metros cuadrados para el templo.

“Esta obra es un ejemplo de que cuando se quiere se puede”  insistió y luego reconoció el trabajo de los vecinos. “Desde el Estado provincial hicimos muy poco, esto lo hizo la comunidad de Pozo Azul.  Por eso yo quiero reconocer al pueblo, ustedes motorizaron esta obra. “Nosotros acompañamos su impulso” dijo a los presentes al inaugurar la obra que se  realizó con aportes provinciales a través del Programa de Vivienda Rural del IPRODHA  con una inversión de 3.500 millones de pesos. A esa cifra se le suman los aportes municipales para la mano de obra, más el aporte comunitario de los feligreses lo que hizo un monto total de 5.595 millones de pesos.

 

En el marco de la consagración del altar reiteró el mensaje del Papa Francisco para el pueblo misionero que le transmitió  durante su visita al Vaticano. “El Papá envía un reconocimiento al pueblo misionero por llevar hacia adelante una política activa de cuidado del medio ambiente,  que es algo que estamos trabajando con el” subrayo.  Antes de despedirse se comprometió a estar cerca de los vecinos, “vamos a seguir trabajando en la construcción de este pueblo, en la organización, es el compromiso que traemos hoy” indicó.

 

0 opiniones en “El obispo Martorell encabezó la consagración del altar de una parroquia en Pozo Azul”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.