Reclamo yerbatero: Si no respetan un precio justo no dejarán que circule ni un gajo de yerba mate

Este jueves, el Directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), decidió enviar a laudo la fijación de los valores de la materia prima de la yerba mate, para el período de abril a septiembre de 2019.
De esta manera, los nuevos valores del kilo de hoja verde y de yerba canchada serán determinados por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, que depende del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación.
El anuncio lo hicieron los directores ante cientos de productores, tareferos, cuadrilleros y representantes de las Asociaciones Yerbateras que ocupaban la calle frente al organismo enel centro de Posadas, quienes llegaron desde San Vicente, Andresito, San Pedro (Cooperativa 7 Estrellas), Wanda, Piñalito Norte, San Antonio, 25 de Mayo, Concepción de la Sierra, Apóstoles, Puerto Rico, Jardín América, Villa Bonita, Oberá, Puerto Esperanza, Mojón Grande, Santa María, Itacaruaré, Aristóbulo del Valle, El Soberbio, Colonia Alicia y Aurora, entre otras zonas.
Entre las organizaciones, una de las más numerosas fue la flamante  Asociación Misionera de Productores de Yerba Mate (AMPYM), que preside Héctor «Cacho» Bárbaro, junto a Hugo «Negro» Dubles, como vicepresidente.
También acompañaron el reclamo los diputados Carlos «Cali» Goring (PAyS), Rosana Arguello y Rafael Pereyra Pigerl (FR), los concejales de San Vicente, Clelia Carballo y Roberto Rockenbach; Nelson Brettín, de El Soberbio; Alejandro Cavalli, de San Antonio, y Luis Vallejos, de Aristóbulo del Valle, entre otros.
«Exigimos un precio justo»
«Decidimos movilizarnos hasta el INYM después de las tres reuniones que tuvimos con las distintas Asociaciones, de Productores y Tareferos, y con las que acordamos en conjunto, más allá de nuestras diferencias, exigir un precio de 13,50 pesos para el kilo de la yerba verde puesta en secadero. Pero como no hubo acuerdo entre los representantes y los industriales, decidieron mandar el laudo al Gobierno nacional; pero ya le hicimos saber que los productores y tareferos queremos un precio justo», reclamó Bárbaro.
Cuestionó que es una «barbaridad que el tarefero siga cobrando lo mismo que el año pasado cuando hubo una inflación de más del 80%, y no se puede seguir percibiendo los mismos valores. Lo que exigimos hoy es 13,50 pesos, una cifra mínima para recuperar algo de los que nos arrebató la inflación y los costos de producción. Así que tampoco pedimos nada descabellado. Estamos pidiendo algo que corresponde», reiteró.

Necesidad de concientización 
El dirigente abogó para que de ahora en adelante todos juntos «debemos tratar de que el tarefero tenga claro cuánto debe cobrar, que no suba a un camión hasta tanto el patrón no le diga que el precio que tiene que pagarle son los 2500 pesos que necesita el tarefero, y que el colono no venda ni un kilo de yerba a nadie, hasta tanto no le aseguren el precio. Nosotros decimos 8,50 pesos como el valor en planta, porque la mayoría vendemos en planta, casi nadie tarefea su propia yerba, solo los grandes productores. Pero los que vendemos a un secadero, queremos que nos paguen esos valores.
Esa concientización es necesaria para que de ahora en adelante, el colono no venda a 4,30 pesos, porque ese es un precio que da vergüenza. Sabemos que existe una necesidad y por eso el tarefero sube al camión por 900, 1000 o 1100 pesos; porque no hay changas, no hay comida, y la plata no le alcanza. Hay una gran necesidad, igual o peor que en la época de Ramón Puerta en la década del 90, que era prácticamente una esclavitud. Sabemos que cuando hay necesidades, cuando la plata no alcanza, los patrones pagan una miseria, y se aprovechan: pero la culpa es de arriba hacia abajo, y los que terminan perjudicados son el productor y el tarefero», explicó Bárbaro.

«La mejor herramienta es el FEY»
El presidente de APMYM inisistió que la solución definitiva es modificar la Ley del INYM y crear el Fondo Especial Yerbatero (FEY), como la herramienta para dar una mejor calidad de vida a productores y a tareferos. Son 1500 millones de pesos que entrarían a la provincia, y permitirían que los tareferos tengan una interzafra digna, y a los productores una buena obra social, y después crear diversos planes para beneficios de este sector como existe en el sector tabacalero», afirmó.

Faltazo del sector industrial
Al tiempo que el Directorio anunció que el precio de la yerba mate volverá a definirse por un laudo de Nación, y explicaran que el sector industrial no se presentó a la reunión convocada por el INYM; pero adelantó por escrito su postura respecto de los nuevos valores para la materia prima, proponiendo 10,10 pesos/ Kg. para la hoja verde y 38,30 pesos/Kg. para la yerba mate canchada, montos que significan incrementos del orden del 20% sobre los precios vigentes y del 44% y 47% respectivamente, sobre los precios oficiales de la zafra 2018, fijados por laudo arbitral de la Secretaría de Agricultura de la Nación.

Gestiones para reunirse con funcionarios en Buenos Aires
Después de esto, y al cabo de varias horas, los representantes de las Asociaciones mantuvieron una reunión con los directores del INYM. Más tarde comunicaron en una asamblea que la intención es llamar a un paro provincial, posiblemente a partir del lunes 11 de marzo, donde no permitirán que se mueva ni un gajo más de yerba mate.
Pasadas las 15.00, un grupo de alrededor de 100 productores, tareferos y cuadrilleros, encabezados por Cacho Bárbaro, Hugo Dubles, el diputado Carlos «Cali» Goring, y el tarefero, Julio Da Rosa, marcharon hasta la Casa de Gobierno, donde los recibió el jefe de Gabinete, Adolfo Pischick, y Ricardo Maciel, representante del Gobierno de Misiones en el INYM, quienes destacaron el apoyo del gobernador Hugo Passalacqua al precio de 13,50 pesos que piden todas las Asociaciones Yerbateras.

Además, se comprometieron a realizar gestiones para que los dirigentes del sector productivo puedan reunirse con funcionarios nacionales de Agricultura en Buenos Aires.
Pero este sector anticipó que de no haber una respuesta favorable para los trabajadores en un lapso razonable de tiempo, irán a un paro, y no se descarta un «yerbatazo» en la Ciudad de Buenos Aires, ya que «si aflojamos esta vez saldrán perdiendo nuevamente los pequeños productores y los tareferos», expresaron.

0 opiniones en “Reclamo yerbatero: Si no respetan un precio justo no dejarán que circule ni un gajo de yerba mate”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.